Cómo hacerse  un tratamiento facial relajante en casa

Los tratamientos faciales no sólo miman la piel, sino que también relajan completamente la mente y el cuerpo. Pero, ¿cuántos de nosotros podemos permitirnos ir al spa regularmente? La buena noticia es que no es necesario! Puedes obtener muchos de los beneficios de un spa haciendo tu propio tratamiento facial el casa. Sólo tienes que seguir las instrucciones que se indican a continuación.

Dificultad

Fácil

Tiempo requerido

30 minutos o menos si tienes mucha prisa. Puedes tardar más si quieres.

Lo que necesitas:

  • Rodajas de pepino o bolsitas de té remojadas y enfriadas para los ojos
  • Toallas y paños
  • Limpiador facial
  • Exfoliante facial
  • mascarilla facial
  • Crema hidratante facial
  • Un lugar relajante para tumbarte
  • Aromaterapia en aerosol o aceites esenciales (opcional)
  • Música relajante (opcional)

Así es como debes hacerlo.

  • Prepárate: Reúne tus ingredientes para que no tengas que ir a buscar algo que necesites más tarde y que arruine completamente el ambiente. Esto incluye: 2 rebanadas de pepino o bolsas de té recién remojadas y enfriadas, un limpiador facial, un exfoliante facial y una mascarilla facial. Pon música relajante y despeja un lugar para relajarte y acostarte cuando la mascarilla esté funcionando. Si tienes el pelo largo, recógelo completamente hacia atrás. Usa una diadema para mantener el pelo suelto y el flequillo fuera de la cara.
  • Limpieza: Usa un limpiador facial básico y agua tibia. Da movimientos circulares con la toallita para obtener una limpieza suave y agradable. Si llevas los ojos maquillados, quítatelo suavemente con un desmaquillador para ojos. Enjuaga bien la cara.
  • Poros abiertos: Mi parte favorita de un tratamiento facial es cuando me aplican toallas húmedas y calientes en la cara, dejando sólo una pequeña abertura por la nariz para respirar. Puedes hacer esto fácilmente en casa. Pon la mitad de la toalla en tu barbilla y envuelve las puntas hacia arriba y alrededor de tu frente, extendiendo los lados para envolver los lados de tu cara. (Deja una pequeña abertura en la nariz.) Rocíe un par de rociadas de aerosol de aromaterapia en el aire. También puedes poner una gota o dos de aceites esenciales en tu toalla para el mismo efecto. Por supuesto, asegúrate de que la toalla no esté demasiado caliente  para no quemarte accidentalmente.
  • Exfoliación: La exfoliación es la clave para alisar una piel sana. Sigue las instrucciones de tu exfoliante favorito. Sólo ten cuidado de no acercar demasiado el exfoliante a tus ojos. No olvides prestar atención a tu cuello y pecho, ya que estas áreas muestran manchas en la piel y envejecimiento tanto como lo hace tu cara. Cuando hayas terminado de exfoliar, enjuaga bien tu cara.
  • Aplicar Mascarila: Usa la mascarilla que mejor se adapte a tu tipo de piel, aplícala con los dedos, o si quieres imitar el spa, usa un pincel. Asegúrate de aplicar una buena cantidad de mascarilla en todas las áreas de la cara, el cuello y el pecho, pero evita los ojos.
  • La mayoría de las mascarillas necesitan  un tiempo de acción de 10 minutos. Siempre puedes dejarte la mascarilla puesta durante más tiempo si quieres. Pruebe una mascarilla tanto si tu piel es seca como si tu piel es propensa al acné. En el mercado podrás encontrar mascarillas adaptadas a cada tipo de piel.

  • Trata tus ojos: Mientras tienes puesta la mascarilla  puedes tratar tus ojos también. Acuéstate en un lugar cómodo y colócate las rebanadas de pepino o las bolsitas de té en los ojos. Este es un buen momento para relajarte con  música y disfrutar el momento.
  • Enjuaga Usando una toalla tibia y húmeda, límpiate la mascarilla asegurándote de que prestas especial atención a las áreas alrededor de la nariz y a la línea del pelo, que son los lugares donde pueden quedar restos de mascarilla.
  • Hidratación: El paso final es aplicar la crema hidratante. Aprovecha para darte un ligero masaje mientras te la aplicas, concentrándote en tus sienes.
  • Consejos

  • Esta es una manera perfecta de pasar tiempo con tu pareja. Alternado los tiempos para mimaros mutuamente.
  • Manten un cubo lleno de agua caliente con toallas para que  puedas agarrar una toalla caliente limpia y humeante cada vez.
  • Si no tienes un aerosol de aromaterapia, vierte unas gotas de aceite esencial en el balde con agua caliente para que puedas disfrutar de toda la experiencia del spa.
  • Mascarillas Club