Cómo usar la cúrcuma para conseguir una piel bonita

Cuando piensas en la cúrcuma, te vendrá a la mente un sabroso plato de curry, ¡pero no lo olvides! La cúrcuma no sólo es deliciosa: también es excelente para la piel.

La cúrcuma es una especia utilizada principalmente en la cocina asiática -específicamente, tailandesa e india. Esta especia de color amarillo anaranjado brillante le da al curry su sabor y color distintivo, y también está presente en la mostaza amarilla. Como muchos otros condimentos culinarios, también ofrece valiosos beneficios para la piel.

De hecho, las mujeres indias la han usado durante siglos.

Encontrarás cúrcuma en cualquier pasillo de especias de supermercado. Sólo asegúrate de comprar 100 por ciento de cúrcuma sin aditivos.

Beneficios para la piel de la cúrcuma

Los beneficios para la piel de la cúrcuma son numerosos. Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir el enrojecimiento y calmar irritaciones y afecciones como la rosácea. ¿Tienes ojeras? Prueba la cúrcuma; puede ayudarte a reducir su apariencia.

Las propiedades antibacterianas de la cúrcuma tienen fama de desinfectar y curar la piel, así como de combatir el acné.  Incluso combate las marcas oscuras que a menudo permanecen en la piel una vez que el acné desaparece. Las personas con piel grasa o cicatrices de acné que usan cúrcuma regularmente pueden ver una mejora notable en la calidad de su piel.

Además, la cúrcuma es un antioxidante que ayuda a combatir el daño de los radicales libres que causa el envejecimiento prematuro de la piel.

También puede remediar un tono de piel desigual.

Muchas personas que usan tratamientos de cúrcuma para la piel regularmente encuentran que su piel se ve tan bien que dejan de usar la base de maquillaje por completo.  Tiene buenas críticas para aclarar el acné y calmar la piel, aplicándola una o dos veces a la semana.

Otros Usos Cosméticos de la Cúrcuma

Además de su uso como especia y como producto de belleza, la cúrcuma también funciona como colorante. Por lo tanto, la gente lo usa como un autobronceador totalmente natural. Sin embargo, antes de sumergirse en la especia, debes saber que muy pocos tonos de piel combinan perfectamente con la cúrcuma. Especialmente si  tienes la piel clara, ; otros tonos de piel pueden obtener sólo un resplandor radiante. Pero no dejes que te asuste. Si tiene miedo de probar un tratamiento, aplícatelo antes de acostarse para que, si tu piel cambia a un color anaranjado, no suceda justo antes de salir de casa. En cualquier caso, puedes limpiar tu bronceado de cúrcuma bastante fácilmente con agua y jabón.

Cómo hacer una máscara facial de cúrcuma

Si regularmente haces tus propios tratamientos para el cuidado de la piel, intenta añadir un poco de cúrcuma a tu receta favorita de mascarilla, o usa esta para una mascarilla de cúrcuma:

  • Calienta una cucharadita de miel cruda en el microondas durante 10 a 15 segundos.
  • En un plato, mezcla la miel con una cucharadita de cúrcuma y una cucharadita de leche o yogur griego.
  • Lávate la cara, recoge el pelo hacia atrás y aplícate la mascarilla en la cara con los dedos o con una cuchara. Si no quieres que sus dedos se tiñan de amarillo, usa guantes cuando te apliques la mascarilla.
  • Relájate durante 20 a 30 minutos mientras dejas secar y endurecer la mascarilla.
  • Enjuaga la mascarilla con agua tibia, moviendo los dedos en pequeños círculos para aprovechar la capacidad exfoliante de la cúrcuma.
  • Esta máscara de cúrcuma te ayudará a limpiar y suavizar tu piel, minimizar la apariencia de los poros, y hacer quetsu piel se vea más  rellena. Si la cúrcuma te mancha la cara, simplemente límpiala con un tónico facial.

    Piel brillante de adentro hacia afuera

    Para un enfoque más holístico, desde el interior hacia el exterior, puedes obtener aún más de la cúrcuma bebiendo un brebaje hecho con la especia. Esta receta proviene del Dr. Andrew Weil, un conocido especialista en salud integradora estadounidense:

  • Hervir dos tazas de agua.
  • Añadir media cucharadita de cúrcuma molida.
  • Remover  y tapar cubra.
  • Cocinar a fuego lento durante 10 minutos.
  • Filtrar a través de un colador de té.
  • Bebe y disfruta.
  • Puedes beber esto frío o caliente. Agrega un edulcorante como la miel, o deja caer un trozo  de jengibre en tu taza para realzar el sabor.

    Cómo usar la cúrcuma para conseguir una piel bonita
    Vota este post! 🙂

    Mascarillas Club