¿Con qué frecuencia debo exfoliar y usar una mascarilla?

Pregunta:

Soy una mujer de 32 años con piel normal a grasa. Experimento algunos brotes de acné de vez en cuando. Uso base de maquillaje todos los días y también limpio e hidrato mi piel dos veces al día.

Me gustaría saber: ¿Con qué frecuencia debo aplicar una mascarilla y exfoliar mi cara?. Además, ¿con qué frecuencia debo hacerme un tratamiento facial y de qué tipo?

Respuesta:

Primero, lo que estás haciendo actualmente es un gran comienzo, pero tu rutina de cuidado de la piel necesita algunos retoques.

Cada persona, sin importar su origen étnico o género, necesita usar cuatro productos diferentes para el cuidado de la piel: un limpiador facial, un humectante, un exfoliante y un bloqueador solar. A estos productos se les puede agregar una crema para los ojos, suero antioxidante y una mascarilla facial, pero los cuatro productos mencionados anteriormente son imprescindibles para absolutamente todo el mundo.

En primer lugar, te recomendamos que verifiques si tu crema hidratante tiene protección solar. Si no es así, deberías comprar uno para uso diario, pues el uso de protector solar no sólo protege la piel del sol , sino que también retrasa el proceso de envejecimiento de la misma. La piel que está bien protegida del sol cada día, se ve más joven.

La exfoliación es más que importante, es un paso necesario para el cuidado de la piel a fin de garantizar que tu piel esté sana y sin problemas.

Si eres propensa al acné, necesitas exfoliar tu piel con el fin de eliminar las células muertas  y la grasa que se atasca en los poros causando puntos negros y brotes de acné.

A medida que envejecemos, nuestra piel se renueva más lentamente, por lo que necesitamos ayudar a la piel exfoliándola regularmente. De esta manera, se renuevan las células, y nuestra piel queda lisa y resplandeciente.

Sin una exfoliación regular la piel estará áspera, los productos no se absorberán bien y tu piel se verá opaca.

Para algunas personas es suficiente exfoliar una o dos veces por semana. Para otros, exfoliar suavemente cada día es lo mejor para su piel. La frecuencia de la exfoliación depende del producto que utilices y de la sensibilidad de tu piel. Además, no olvides exfoliar el resto de tu cuerpo, no sólo tu cara.

Hay  numerosas maneras de exfoliar. Puedes usar un exfoliante suave o usar un limpiador con ácidos faciales para exfoliar mientras te limpias la cara. También puedes utilizar un suero, un gel o una loción que permanezca en la piel para exfoliar durante la noche.

Recomendamos aplicar una mascarilla una vez a la semana para una piel sana. Elije tu mascarilla (o haz la tuya propia) dependiendo de lo que tu piel necesita en ese momento. ¿Tu piel se siente tirante y seca? Aplica una mascarilla hidratante. ¿Se  está rompiendo la piel?…

En cuanto a los tratamientos faciales, normalmente recomendamos dejar que tu esteticista decida qué tipo de tratamiento necesita tu piel. Una vez que la esteticista pueda tocar y mirar tu piel de cerca, realmente puede evaluar qué tipo de tratamiento facial es mejor para ti en ese momento. Quizás una vez necesites una limpieza facial profunda, pero otra vez tu piel necesitará más hidratación y suavidad. Por esa razón, es mejor dejar esa elección en manos del profesional.

En cuanto a la frecuencia con la que necesitas tratamientos faciales, eso también depende de lo que esté sucediendo con stu piel. Recomendamos hacerse tratamientos faciales por lo menos cuatro veces al año, cuando cambien las estaciones, pero si tienes acné podrías necesitar un tratamiento cada dos semanas. Si lo que quieres es mejorar el aspecto y el tono de tu piel, entonces un tratamiento facial antienvejecimiento una vez al mes puede ser lo mejor para ti.

A otras personas les encanta lo relajantes y renovadores que pueden ser los tratamientos faciales y  por esa razón decicen  hacerse uno al mes, incluso si no tienen una preocupación específica sobre el cuidado su piel.

Mascarillas Club