Deja de cometer estos errores en el cuidado de la piel en invierno

Pasos en falso más comunes en el cuidado de la piel en invierno

El clima frío trae consigo ciertos problemas  de la piel, incluyendo, picazón, manos agrietadas y labios escamosos. Cuando el clima exterior se pone frío, el aire interior tiene mucha menos humedad, lo que puede resecar la piel. La calefacción interior junto con los vientos fuertes también secarán tu piel.

¿Cómo puedes prevenir estos problemas de cuidado de la piel ? ¿Cuál es la mejor manera de tratar estos problemas comunes de la piel en invierno? Sigue leyendo para averiguar cuáles son los errores comunes en el cuidado de la piel durante el invierno que cometen tantas personas y cómo corregirlos.

No cambiar los productos para el cuidado de la piel

No se puede usar el mismo producto durante todo el año. Tu piel necesita diferentes productos a medida que cambian las estaciones, especialmente en invierno, cuando el aire a tu alrededor es tan seco.

Si estás usando un limpiador espumoso con ácidos faciales, ahora es el momento de cambiar a un limpiador que sea cremoso o con base de aceite.

Piensa en la crema hidratante que estás usando.  La hidratación ayuda a mantener nuestra piel en equilibrio y saludable. El clima invernal significa que tu piel necesita hidratación extra. Podrías cambiar a una crema hidratante más cremosa y pesada o añadir un aceite facial a tu rutina para darle a la piel ese impulso extra de hidratación que necesita. Asegúrate también de mantenerte bien hidratada de adentro hacia afuera tomando mucha agua y té sin cafeína.

No exfoliarte

El hecho de que tu cuerpo esté cubierto de ropa durante el invierno no significa que puedas dejar de exfoliar tu piel. Si dejas de exfoliar las células muertas de la piel se acumularán en ella, y  se verá escamosa y opaca. Además, tus productos para el cuidado de la piel, especialmente tu crema hidratante, no funcionarán tan bien como deberían.

Como es invierno no debes ser  muy agresiva con tu exfoliación. Busca o haz tu propio exfoliante corporal suave que combine aceites hidratantes con sales o granos para exfoliar tu cuerpo. Tu cara también necesita exfoliación en el invierno, pero, una vez más,  no debes usar un producto demasiado fuerte. Puedes probar un exfoliante de cara suave  o hacerlo con tu limpiador favorito.

No usar protector solar

A pesar de que los días son más cortos, todavía necesitas usar protector solar diariamente durante el invierno.  Puede ser tan dañino el sol durante el invierno como en el verano. Ten en cuenta que si te gustan los deportes de invierno como el esquí, el snowboard y el patinaje sobre hielo, tu piel puede incluso quemarse mientras está al aire libre durante el invierno, ya que el sol se refleja en la nieve.

Asegúrate de usar un protector solar hidratante de al menos 30 (para la cara y los labios), y no te olvides de aplicar en puntos tales como la parte superior de las orejas o la parte posterior del cuello mientras estés al aire libre. Esto es crítico especialmente si estás en lo alto de una montaña porque la exposición al sol aumenta a medida que aumenta la altitud.

Olvidar los labios y las manos

Nuestras manos y labios reciben una paliza durante el invierno ya que podemos cubrir cada pulgada de nuestra piel excepto esas dos áreas. Por esta razón, es muy importante hidratar y proteger esas áreas diariamente en el invierno.

Llévate una crema para manos y bálsamo labial dondequiera que vayas y aplícate esos productos durante todo el día. Con la reaplicación constante,  puedes evitar que tus labios y manos se agrieten e incluso que sangren.

Una vez que encuentres un producto que funcione para tí, compra unos cuantos para tener uno en casa, uno en tu bolso y uno en tu oficina. 

No hidratar en el momento adecuado

Para que sea más efectivo, necesitas tener el producto sobre tu piel  en el momento adecuado. El momento adecuado para hidratarse es justo después de ducharse cuando la piel aún está húmeda. De esta manera puede sellar la humedad antes de que se evapore. Este es un paso crucial para asegurarte de que tu piel permanezca suave durante el invierno.

Además, no pases mucho tiempo en una ducha caliente durante el invierno. El agua caliente nos quita de la piel la humedad que tanto necesitamos.

Mascarillas Club