Físico o químico: ¿Qué tipo de exfoliante es mejor?

La exfoliación es esencial para una piel sana y de aspecto más joven. ¿Por qué? Durante nuestra vida diaria, las células muertas de la piel se acumulan en la superficie de nuestras caras. Si nos olvidamos de limpiar bien nuestra piel, el maquillaje viejo, la suciedad y la grasa también pueden unirse a esta mezcla. La acumulación de células muertas de la piel hace que los poros se obstruyan, lo que puede provocar brotes de acné y piel opaca. La mejor manera de deshacerse de esta acumulación de células muertas de la piel es exfoliar.

Te sorprendería saber la cantidad de polvo que en realidad supone las células muertas de la piel.

Para aquellos de vosotros que sois nuevos en la exfoliación, es posible que no sepais  que hay dos tipos de exfoliación – química y física. Puede que la palabra “química” haga sonar las alarmas en tu cabeza, ¡no te asustes todavía! Puedes utilizar ciertos ingredientes exfoliantes químicos como enzimas de frutas y ácidos faciales para exfoliar tu piel. Estos productos químicos se utilizan generalmente en dosis bajas o amortiguados con ingredientes calmantes para minimizar cualquier irritación. De hecho, es probable que estés usando algunos ingredientes exfoliantes químicos sin siquiera saberlo, ¡especialmente en tu limpiador facial!

Sigue leyendo para aprender las diferencias entre la exfoliación química y física y para averiguar qué tipo de exfoliante es mejor para tu piel.

Exfoliación química

La exfoliación química utiliza varios tipos de productos químicos para eliminar las células muertas y otras impurezas de la piel.

Algunos ejemplos de productos químicos que pueden ser usados como exfoliantes incluyen: varios tipos de enzimas, incluyendo enzimas de frutas, alfahidroxiácidos como el ácido láctico o glicólico, y betahidroxiácidos como el ácido salicílico.

Todos los exfoliantes químicos trabajan para romper los enlaces entre las células de la piel, aflojando la piel muerta para que pueda ser fácilmente desprendida.

Una manera fácil de exfoliar tu cara con un exfoliante químico es con almohadillas exfoliantes. Simplemente deslizas la almohadilla sobre tu piel y se pondrá a trabajar sin que tengas que enjuagarla.

A menudo hay agentes exfoliadores químicos en tu limpiador facial,  que trabajan mientras te lavas la cara. Si utilizas un limpiador de este tipo es mejor dejarlo sobre la piel entre 30 segundos y un minuto para que los ingredientes exfoliantes tengan tiempo de actuar. También hay muchas mascarillas exfoliantes como las que contiene enzimas de frutas y AHA. O también puedes usar un exfoliante en gel de los que no necesitas lavarte después de aplicarlo.

Exfoliación física

El segundo tipo de exfoliación es la exfoliación física o manual. Este tipo de exfoliación es bastante autoexplicativa. Los exfoliantes físicos son productos que contienen algún tipo de material áspero como granos o nueces molidas. Al frotar las partículas contra tu piel, limpiarás la capa de células muertas de la piel. La piel más nueva y más joven quedará a la vista cuando te laves el producto.

Además, tu piel quedará suave y tendrá un brillo natural.

Los exfoliantes físicos pueden variar en su capacidad de exfoliación; todo depende del tipo de producto que compres. Incluso aquellos de nosotros con piel sensible podemos tolerar bien la mayoría de los exfoliantes físicos. Experimenta con diferentes productos y diferentes texturas de grano para ver qué funciona mejor para ti. Ten en cuenta que los exfoliantes con microesferas han sido prohibidos en algunos paises.

Hacer un exfoliante corporal físico en casa es fácil… Los exfoliantes corporales son demasiado duros para usarlos en la piel del rostro. Siempre ten a mano un exfoliante facial y corporal por separado.

¿Cuál debo usar?

Es una preferencia personal! No importa lo que elijas, pero es importante usar un exfoliante una o dos veces por semana.

Los exfoliantes físicos pueden ser suaves y seguros y lo más probable es que no causen ningún tipo de reacción en la piel, por lo que es una buena forma de empezar, especialmente si tienes la piel sensible.

Nos encantan los exfoliantes químicos simplemente porque son fáciles de usar y proporcionan una exfoliación uniforme a la piel. Si eres como yo y tu objetivo es minimizar los signos de envejecimiento, prueba un exfoliante químico. Puedes usar un limpiador facial con ácidos o una crema.

Ten en cuenta que exfoliar no es sólo para el rostro. Dondequiera que tengas piel, deberías estar exfoliándote.

Físico o químico: ¿Qué tipo de exfoliante es mejor?
Vota este post! 🙂

Mascarillas Club