Respuestas a las principales preguntas sobre el cuidado de la piel

Tus principales preguntas sobre el cuidado de la piel respondidas

Saber cómo cuidar adecuadamente de tu piel puede ser muy confuso.  ¿Cuál es la mejor manera de proteger tu piel del sol y prevenir el envejecimiento de la piel?  ¿Realmente necesitas exfoliarte unas cuantas veces a la semana?  Vamos a cortar de raíz con toda la confusión y aprender lo que es mejor para tu piel.  Sigue leyendo.

¿Puedo mezclar productos para el cuidado de la piel de diferentes marcas?

Las marcas para el cuidado de la piel quieren que creas que si quieres una piel bonita sólo puedes usar productos de una marca a la vez.  Puedes utilizar de forma segura productos de diferentes marcas de cuidado de la piel al mismo tiempo. Lo que importa cuando se trata de tu rutina de cuidado de la piel es evaluar correctamente tus necesidades de cuidado de la piel y encontrar los ingredientes y formulaciones adecuados para el cuidado de tu piel – no el nombre de la empresa en la etiqueta del producto-.  Aunque las marcas de cuidado de la piel quieren hacerte creer que  no puedes mezclar y emparejar tus productos de cuidado de la piel, nada podría estar más lejos de la verdad. Tu piel no sabe de qué marca es el producto; tu piel reacciona a los ingredientes del producto. Y no,  no dañarás tu piel usando diferentes productos de diferentes marcas. Al elegir productos para el cuidado de la piel, mira la lista de ingredientes y no el nombre de la marca en la etiqueta. Piensa en lo que tu piel necesita – más humedad o ácidos faciales para exfoliar – y luego escoge tu producto de acuerdo a esos criterios y no de acuerdo a quién hizo el producto.

¿Cómo puedes prevenir el envejecimiento de la piel?

Con el fin de ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel, necesitas hacer algunas cosas para tu piel regularmente. En primer lugar, necesitas usar protector solar todos los días, aunque esté nublado. Incluso si sólo estás expuesta un corto período de tiempo al aire libre todos los días, todavía necesitas protector solar. La manera más fácil y efectiva de proteger nuestra piel del sol es con el bloqueador solar.

Además de usar bloqueador solar diariamente, si quieres que tu piel permanezca joven durante más tiempo necesitas usar productos para el cuidado de la piel con antioxidantes para protegerla de la inflamación y el daño de los radicales libres.  Además,  de para mantenerla sana,  el retinol puede alisar las líneas finas y las arrugas al mismo tiempo que reconstruye el colágeno perdido. Por último, con el fin de garantizar que tu piel se mantenga joven debes ayudarla  desde dentro siguiendo un estilo de vida saludable.

¿Con qué frecuencia debo exfoliar?

Todo el mundo sabe que exfoliar es la clave para una piel suave, brillante y clara, pero puede llegar a ser francamente confuso saber con qué frecuencia exfoliar. Una buena regla es que necesitas exfoliar por lo menos dos veces a la semana – tanto tu cara como tu cuerpo. Dependiendo de tu tipo de piel y las necesidades de la piel puedes exfoliar más a menudo.

Por ejemplo, alguien con piel grasa; la piel propensa al acné necesita utilizar ácidos faciales como el ácido salicílico casi todos los días con el fin de evitar la formación de nuevos granos y para aclarar los que ya tiene.  Alguien con piel sensible debería exfoliar con menos frecuencia.  Cuanto más fuerte sea el producto de exfoliación elegido, menor será la frecuencia con la que se deba utilizar.  La piel de nuestros cuerpos suele ser menos sensible que la de nuestros rostros, por lo que se puede exfoliar varias veces a la semana sin ningún problema. Esto es especialmente necesario en el verano cuando se expone más piel al aire. Si deseas que tu piel brille, necesitas exfoliarla varias veces a la semana.

¿Cómo descubro mi tipo de piel?

Los productos para el cuidado de la piel están etiquetados para diferentes tipos de piel, como normal, grasa, mixta o seca.  Pero averiguar cuál es tu tipo de piel puede ser un poco confuso.  Simplifiquemos el proceso.  Para determinar tu tipo de piel, lávate la cara con un limpiador facial específico para la piel normal.  Sécate la piel y luego no te eches nada en la cara durante al menos media hora. Cuando haya pasado esa media hora, ve al espejo y evalúa tu piel.  ¿Tienes la piel escamosa o brillante?  ¿Tu piel se siente tirante y seca o se siente bien?  Si tocas tu rostro es áspero o liso?

Si tu piel es escamosa y tirante tienes la piel seca.  Si tu piel es brillante, tienes la piel grasa. Si tu piel se siente bien después de media hora tienes piel normal.  Tu piel puede estar seca en algunas áreas y grasa en otras – esto significa que tienes una piel mixta.

Mascarillas Club